“Bendito sea el ángel que me regaló esta nueva esperanza de vida”, Yessica Tamez

16 Ago 2019

Monterrey.- Desde su primer año de vida, Yessica fue diagnosticada con fibrosis quística, una enfermedad que se caracteriza por dañar severamente a los pulmones y a ciertos órganos del sistema digestivo. Gracias a sus medicamentos, Yessica se mantuvo estable y disfrutó enormemente de su infancia y adolescencia en Allende, Nuevo León, el municipio donde vive.

Fue en 2016, a la edad de 25 años, cuando los estragos de esta enfermedad cobraron fuerza y redujeron considerablemente su calidad de vida. Durante esta etapa, Yessica fue diagnosticada con hipotiroidismo, una afección de la glándula tiroides caracterizada por reducir el peso corporal. Este padecimiento la llevó a pesar tan sólo 36 kilos.

Yessica Tamez acompañada de enfermeras de Hospital Alta Especialidad

Yessica Tamez acompañada de enfermeras de Hospital Alta Especialidad.

Lidiando con la fibrosis quística y el hipotiroidismo, en enero de 2017, Yessica recibió una muy agradable noticia que aumentó sus ganas de vivir: estaba embarazada. Fue un embarazo difícil, en el que, incluso Yessica enfermó de neumonía, sin embargo, su fortaleza fue tanta que, en julio de 2017, a las 27 semanas de gestación, Yessica dio a luz a quien ella llama su príncipe. Cuatro días después del nacimiento de su hijo, Yessica volvió a enfermar de neumonía en dos ocasiones más, lo cual la debilitó en gran medida.

En abril de 2018, tras realizarse una espirometería, un estudio para conocer el estado de sus pulmones,  se enteró que su salud era grave y que la única manera en que podía recuperar su calidad de vida era con un trasplante doble de pulmón. El camino no sería nada sencillo, pero conforme los días pasaban, la esperanza de Yessica y de su familia era cada vez más fuerte y los mantenía unidos y con una fe intacta.

A la espera del trasplante

El trasplante doble de pulmón era la única alternativa para Yessica. Los médicos la dirigieron a CHRISTUS MUGUERZA Hospital Alta Especialidad, el único centro que realiza esta clase de trasplante en México.

Yessica y sus inmensas ganas de vivir la motivaron a seguir al pie de la letra todas las indicaciones de sus médicos y estar fuerte para cuando sus nuevos pulmones llegaran, a su vez, se enfocó en conseguir los recursos económicos necesarios para lograr esta operación.

Yessica Tamez junto a su familia

Yessica Tamez junto a su familia.

En este camino, Yessica y su familia se encontraron con cientos de ángeles que los ayudarían a mantener su esperanza, así nació “Un respiro más para Yessica”, un grupo en Facebook en el que Yessica solicitaba la ayuda de la comunidad de Allende y del Área Metropolitana de Monterrey para que, a través de donaciones, venta de artículos y rifas la ayudarán a reunir el dinero para su operación.

La respuesta de las personas no se hizo esperar y a través de esta red social manifestaron su apoyo y, al cabo de cierto tiempo, el caso de Yessica se popularizó entre la comunidad de Allende y Monterrey.

“Se empezaron a hacer recaudaciones de dinero, bendito Dios toda la gente ayudó y gracias al protocolo que se siguió de los estudios se pudo hacer el trasplante”, comentó Esthela Morales, mamá de Yessica.

Nuevos pulmones para Yessica

El 24 de julio de 2019, un año y tres meses después de enterarse que necesitaba dos nuevos pulmones, Yessica regresó al Hospital Alta Especialidad, en esta ocasión para recibir su trasplante.

La cirugía liderada por el Dr. Manuel Wong, cirujano de tórax y trasplante pulmonar de Hospital Alta Especialidad, fue todo un éxito y Yessica se convirtió en la primera paciente con fibrosis quística trasplantada en México.

Dr. Manuel Wong, cirujano de tórax y trasplante pulmonar de Hospital Alta Especialidad

Dr. Manuel Wong, cirujano de tórax y trasplante pulmonar de Hospital Alta Especialidad.

«Yessica es la primera paciente con diagnóstico de fibrosis quística que se trasplanta en México, anteriormente los pacientes con fibrosis quística sólo tenían la opción de ir al extranjero, Brasil, Estados Unidos o Europa«, explicó el Dr. Wong.

Aunque la cirugía duró alrededor de seis horas y fue altamente compleja, la recuperación de Yessica fue sorprendente, pues a tan sólo 16 días después del trasplante ella se encontraba con gran energía y sin la necesidad de usar el oxígeno que la acompañaba diariamente.

“Gracias a todas las personas por ayudarnos tanto, la verdad no tengo palabras para agradecerles a toda la gente que nos ayudó para que ella tenga una mejor vida, una segunda oportunidad de vida”, dijo Esthela.

Yessica en el día del trasplante.

Hoy, Yessica está dispuesta a disfrutar de su segunda oportunidad de vida y está sumamente agradecida con todas las personas que hicieron realidad su trasplante, en especial con ese ángel que le donó sus pulmones.

“Gracias por cada uno de sus donativos, sus oraciones, por cada mensaje recibido, por las llamadas, por cada visita y estar tan al pendiente de mí. Bendito sea el ángel que me regaló esta nueva esperanza de vida y gracias a sus familiares que respetaron la decisión de donar.

Yessica Tamez a 16 días de su trasplante doble de pulmón.

Yessica Tamez a 16 días de su trasplante doble de pulmón.

“Es comenzar una vida nueva llena de esperanzas. (…) Mi familia y yo estamos eternamente agradecidos, porque sin ustedes esto no se hubiera hecho posible. Un fuerte abrazo y bendiciones para cada uno de ustedes, que son parte de mi historia”, expresó Yessica.

COMUNÍCATE CON NOSOTROS

Si se trata de una emergencia o quieres consultar con un médico, visita nuestro directorio telefónico.

¿Necesitas más información sobre nuestra Sala de Prensa?

¿Necesitas más información?

Envíanos un correo a nuestro departamento de Comunicación Corporativa, a las direcciones:

mpespinoza@christus.mx

leticia.rojas@christus.mx

Si tienes alguna queja, sugerencia del servicio o felicitación, escríbenos a través del sitio www.elpoderdetuexperiencia.com.
Facebook Twitter Mail